Biosistemas: nuestra propuesta en el marco de la crisis ecosistémica.

La sociedad global enfrenta una crisis socio-ecosistémica sin precedentes. En gran parte, esta se debe al actual modelo de desarrollo basado en el consumo exacerbado, un pensamiento lineal de los procesos productivos y una cosificación alarmante de la Naturaleza. Esto se traduce en una economía lineal que extrae, transforma, distribuye, consume y desecha recursos finitos que, en muchos casos, no pueden ser reinsertados en los ciclos naturales, merma la gestión y conservación de los bienes y servicios naturales, y posterga su acceso a los sectores rurales y urbanos más vulnerables.


El cambio climático y sus impactos presentes y futuros -dentro de los cuales se incluye la propagación de enfermedades infecciosas como el Covid- son parte de sus consecuencias directas.


Desde la Fundación Club de Roma Argentina trabajamos desde hace varios años en diversos proyectos con enfoques sistémicos, entre los que podemos mencionar el desarrollo de Biosistemas en asentamientos informales y comunidades rurales, y también el desarrollo de nuestro propio Biosistema Modelo y Vivero de Nativas ubicado en la localidad de Escobar, provincia de Buenos Aires.


Los Biosistemas son sistemas semi-cerrados que funcionan de forma descentralizada y circular, propiciando la autonomía energética, de acceso al agua, alimentaria y en gestión de residuos de instituciones y espacios comunitarios fortaleciendo así su resiliencia.


A partir de la emulación de los ecosistemas naturales y la integración de distintas tecnologías y procesos, se reconvierten residuos en insumos y nutrientes, transicionando de sociedades consumidoras de recursos y generadoras de impactos ambientales a comunidades productoras de energías limpias y alimentos. Es decir que esta forma de diseño y desarrollo, permite transformar desechos y residuos en insumos para generar nuevos productos y/o procesos con mayor valor agregado.

Desde 2018 a la actualidad, mediante alianzas institucionales y un trabajo conjunto con las comunidades, desarrollamos 4 Biosistemas beneficiando directamente a más de 1000 personas e indirectamente a más de 3500, y capacitando a más de 300 personas.

En el caso de los Biosistemas urbanos que desarrollamos los últimos 5 años en Villa 15 y Villa 21-24, se emuló el funcionamiento circular de la Naturaleza para el diseño, desarrollo y funcionamiento de 3 comedores comunitarios que reciben diariamente a más de mil personas. Entre las intervenciones que realizamos, podemos mencionar la incorporación de huertas en cajones, hidropónicas y de hongos comestibles a partir de desechos, el uso de composteras y biodigestores para el tratamiento de residuos y obtención de biogás y biofertilizantes, y la instalación de colectores solares, acompañadas de talleres de sensibilización y capacitación comunitaria.


Actualmente, nos encontramos desarrollando nuestro primer Biosistema Modelo y Vivero de Nativas. El Biosistema Modelo y Vivero de Plantas Nativas del Club de Roma Argentina, es un proyecto educativo y productivo en el que articulamos, de forma circular, diferentes tecnologías y procesos para la producción de árboles nativos y alimentos orgánicos. El proyecto busca investigar, diseñar, desarrollar y difundir modos alternativos de producción y consumo, en el que se minimicen o eliminen la generación de residuos no asimilables por los sistemas naturales. La producción de árboles y arbustos nativos del vivero del Biosistema, son destinados a donaciones o acciones forestación en el marco de la campaña Semana del Árbol, una campaña nacional de plantación, adopción y donación de nativas que impulsamos desde el 2012.


El Biosistema contempla las siguientes intervenciones y tecnologías: un vivero de árboles nativos, una huerta orgánica, una huerta de hongos comestibles (girgolas) a partir de aprovechamiento de restos verdes, apicultura, un gallinero móvil para producción de huevos orgánicos, fertilización de suelos y manejo biológico de plagas e insectos, un hotel de insectos para la polinización y manejo biológico de plagas, una huerta hidropónica, un deshidratador solar, el uso de energía renovable, energía solar térmica para minimización de costos asociados a la producción de alimentos y usos sanitarios; energía solar fotovoltaica para iluminación y bombeo solar; y sistemas de biodigestión para producción de biogás (biometano) para reducción de consumo de gas envasado, entre otras acciones y tecnologías.

Estas intervenciones, se suman a acciones de educación y sensibilización comunitarias mediante piezas gráficas y audiovisuales, talleres y capacitaciones, para difundir el proyecto y sus beneficios en la sociedad.


Ya hemos logrado avanzar con el armado del vivero de árboles y plantas nativas y la huerta orgánica, el armado de las mesas de siembra y el deshidratador con placas ecológicas de T-Plak y la incorporación del primer biodigestor. Además, ya tenemos nuestras primeras colmenas de apis melífera -y estudiando la introducción de meliponas- para producir miel e incrementar la polinización zonal y el hotel de insectos para desarrollar e instalar nichos que puedan promover insectos benéficos para la polinización y el manejo biológico de plagas.

Nos resta aún mucho aún por hacer. Si querés apoyar el proyecto realizando una donación, visitar el espacio o conocer más sobre la experiencia, escribinos a info@clubderoma.org.ar


0 comentarios