Día mundial del ambiente

Hoy, 5 de junio de 2022, se cumplen 50 años de la designación de este día como Día Mundial del Medio Ambiente, en conmemoración a la fecha en la que se dio inicio a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano en Estocolmo, Suecia, en 1972. Dos días después del día del ambiente la Asamblea General de la ONU también aprobó la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).


Esta fecha nos convoca a vivir de manera sostenible y en armonía con la naturaleza. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) pone especial énfasis en la acción política con perspectiva climática, buscando desarrollar un contexto humano, motivar a las personas para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo; promoviendo el papel fundamental de las comunidades organizadas en pos de del derecho al ambiente.


Cuando analizamos los datos duros del estado actual de la Naturaleza, con su evolución -o involución- durante los últimos 50 años, es evidente que enfrentamos un desafío de escala sistémica, en el que las variables a contemplar y las modificaciones a realizar son multidimensionales. Debemos cambiar el sistema de modo integral: desde cómo generamos nuestra energía, hasta cómo nos alimentamos o nos movilizamos. Desde cómo consumimos, hasta cómo definimos el desarrollo y el progreso.


Hoy, en este Día Mundial del Ambiente que vuelve a tener como lema el mismo que hace 50 años cuando fue instituido -Una sola Tierra- queremos hacer hincapié en uno de los principales desafíos que enfrente nuestro modelo, y del cual somos totalmente responsable: el proceso que estamos atravesando de extinción masiva de especies de animales, vegetales e insectos.


La pérdida de diversidad biológica es una problemática estructural que muchas veces se pasa por alto a la hora de pensar en la crisis civilizatoria que atravesamos. La diversidad biológica es la variedad de seres vivos que existen en el planeta y las relaciones que establecen entre sí y con el medio que los rodea. Este complejo entramado vital, con todos los servicios ecosistémicos que supone, es el resultado de miles de millones de años de evolución.


La especie humana y sus culturas han emergido de la adaptación al medio, su conocimiento y su utilización. Es por ello que la biodiversidad tiene dos dimensiones: la biológica y la cultural. Comprende tanto la diversidad genética, de especies (animales, plantas, hongos y microorganismos), de poblaciones y de ecosistemas, como la de los múltiples procesos culturales que en diferentes épocas y contextos han caracterizado la relación del ser humano con su entorno natural.


Desde Club de Roma estamos abocados a trabajar en este problemática, y hacerlo en alianza con todos los sectores, y hoy queremos destacar el trabajo que venimos realizando con diferentes instituciones del sector privado, el cual tiene un rol fundamental a cumplir dentro de la agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS). Dentro de estos objetivos, en vinculación con la biodiversidad podemos destacar el número 14 – Vida submarina y el número 15 – Vida de Ecosistemas Terrestres. En este sentido, junto a diversas empresas aliadas llevamos adelante acciones de forestación, capacitación, voluntariados de limpieza de playas, jornadas de producción y plantación de nativas y demás actividades vinculadas a la responsabilidad empresarial en el ámbito ambiental. Desde 2010, trabajamos junto a voluntarios y voluntarias de Accenture en la realización de forestación y proyectos socioambientales en zonas vulnerables del país. Desde hace 8 años CEAMSE acompaña a Semana del Árbol con donaciones de más de 1.000 ejemplares árboles nativos e insumos para el desarrollo de acciones de forestación en el marco de la campaña “Semana del árbol”.


En el caso de Ford Argentina, desde 2012 trabajamos en obras de acceso a agua segura y el desarrollo de biosistemas, incorporando biodigestores y colectores solares, en escuelas y comunidades rurales de diferentes provincias de Argentina. También, llevamos adelante proyectos de forestación, destacándose el armado de un microbosque con más de 100 ejemplares de especies nativas en su planta de Pacheco, Buenos Aires.


Una acción similar, llevamos a cabo los pasados días 2 y 3 de junio -en el marco de la celebración de este Día del Ambiente-, enriqueciendo con casi 200 ejemplares de árboles y arbustos nativos -junto a los colaboradores de la empresa- la planta industrial de McCain en Balcarce. En conjunto con YPF Luz impulsamos desde el año 2021 el programa Plantamos por el Futuro, que tiene como propósito poner en valor la importancia ecosistémica de los árboles nativos, y promover estrategias para su correcta plantación, cuidado y conservación a través de capacitaciones y tutorías a municipios y comunas de todo el país, trabajando en la elaboración de proyectos concretos que luego implementamos en los territorios. Junto a HSBC tenemos proyectado plantar más de 2000 nativas en el 2022, en distintos lugares del país, ampliando el alcance que tuvimos el pasado año 2021, cuando incorporamos 1.400 ejemplares, contribuyendo al compromiso asumido por la empresa de convertir sus operaciones y cadena de valor para alcanzar las cero emisiones netas para el año 2030 y apoyar nuevas soluciones climáticas.


Para las empresas con las que trabajamos la sustentabilidad es un motor de empleo, impulsa el desarrollo tecnológico, la innovación y es parte de los Sistemas de Gestión Ambiental de las mismas. Históricamente, las principales razones por las que el sector empresarial invertía en iniciativas sustentables estaban vinculadas a la gestión de riesgos ambientales (de contaminación, legales), la optimización en el uso de recursos o a razones éticas estrictamente dependientes del perfil de quien tomara las decisiones.


Actualmente las expectativas de los clientes y consumidores llevan a las empresas a elevar sus estándares de calidad ambiental en lo que representa una oportunidad para que el sector privado impulse la transición hacia una matriz productiva sustentable. Escalar en niveles de discusión y profundización de acciones concretas pensabas en clave sustentable permite a grandes empresas acceder a otros mercados, muchos de los cuales tienen mucho desarrollo por delante.



0 comentarios