Día Mundial del Ambiente: comienzo de un decenio de restauración de nuestros ecosistemas

Han pasado casi 50 años de la primera conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Humano, conocida como la Cumbre de Estocolmo, que comenzó un 5 de junio de 1972. En conmemoración a este evento hoy celebramos el Día Mundial del Ambiente.


A pesar del tiempo transcurrido, siguen vigentes las mismas problemáticas. Todavía no logramos dejar de dañar al ambiente, cuidar la Naturaleza y garantizar una buena calidad de vida para las futuras generaciones.


En Argentina, al igual que en el mundo, año a año disminuyen los bosques nativos. Es difícil describir la importancia de los bosques en pocas palabras, pero hay algo que queda claro: los bosques son esenciales para la vida. Más de 2.000 millones de personas dependen directa o indirectamente de ellos. Proveen refugio, medios de vida, agua, alimentos, medicamentos, materias primas, combustibles, entre otros bienes y servicios. En este sentido, los bosques tienen especial valor ecológico, ambiental, social y cultural, que hace que su preservación y manejo sostenible sean vitales para el desarrollo social y económico de todos los seres humanos.


Factores como la expansión de la frontera agropecuaria, la ganadería, la urbanización e infraestructura, la extracción de madera y los incendios forestales entre otros, son causa de la reducción de cobertura boscosa.


La deforestación es un proceso complejo que combina elementos sociales, económicos, culturales y también naturales. Esto trae como consecuencia, una modificación de los ciclos hidrológico y de nutrientes con pérdidas de fertilidad de los suelos, aumento de la emisión de gases de efecto invernadero y pérdida de biodiversidad. La reducción de la cobertura forestal deja el suelo al descubierto la mayor parte del año, aumentando el drenaje superficial, favoreciendo la erosión y, en consecuencia, la intensidad y frecuencia de inundaciones.


Durante demasiado tiempo, hemos estado explotando y destruyendo los ecosistemas de nuestro planeta. Cada tres segundos, el mundo pierde una superficie de bosque equivalente a un campo de fútbol y, tan solo en el último siglo, hemos destruido la mitad de nuestros humedales. El 50% de nuestros arrecifes de coral ya se han perdido y para 2050, podrían desaparecer hasta el 90%, incluso si el calentamiento global se limita a un aumento de 1,5°C.


La pérdida de los ecosistemas está privando al mundo de sumideros de carbono, como los bosques y las turberas, en un momento en que la humanidad ya no puede permitírselo. Las emisiones globales de gases de efecto invernadero han aumentado durante tres años consecutivos y el planeta está a un paso de un cambio climático potencialmente catastrófico.


La aparición del COVID-19 también ha demostrado lo desastrosas que pueden ser las consecuencias de la pérdida de ecosistemas. Al reducir el área de hábitat natural para los animales, hemos creado las condiciones ideales para que los patógenos, incluidos los coronavirus, se propaguen.


Sólo con ecosistemas saludables podemos mejorar los medios de vida de las personas, contrarrestar el cambio climático y detener el colapso de la biodiversidad.


El lema de este año 2021 es Restaurar los ecosistemas y esto significa prevenir, detener y revertir el daño, pasar de explotar la Naturaleza a curarla. Este Día Mundial del Ambiente marcará el inicio del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de Ecosistemas, una misión global para revivir miles de millones de hectáreas.


HOY ES NUESTRO MOMENTO


No podemos volver el tiempo atrás. Pero podemos cultivar árboles, reverdecer nuestras ciudades, repoblar nuestros jardines con especies silvestres, limpiar ríos y costas. Somos la generación que puede hacer las paces con la naturaleza.


Es nuestra última oportunidad para corregir el rumbo: prevenir la catástrofe climática, detener la creciente ola de contaminación y desechos, y frenar la pérdida de biodiversidad.


Desde Club de Roma creemos que todas las acciones cuentan, son necesarias y urgentes. Por eso, desde el año 2006, llevamos adelante una agenda de acciones en torno al desarrollo ecosistémico, con foco en la regeneración de la vida en todos sus planos. Creamos proyectos relacionados al cambio climático, el agua, la educación, los bosques y los árboles, las energías renovables, la economía circular, la diversidad biológica, siempre con abordajes holísticos y sistémicos.

Te invitamos a que puedas conocernos y te acerques a algunos de nuestros proyectos:


Centro de Sustentabilidad - CESUS

Semana del Árbol

Agua para el desarrollo

Biosistemas Urbanos


Para más información - info@clubderoma.org.ar


30 vistas0 comentarios