Junto a Transfers, plantamos los primeros 100 árboles nativos en la comuna de Monje.

En el marco de la campaña Semana del Árbol y la iniciativa #Millóndeárboles, el pasado 29 de octubre plantamos junto a la empresa Transfers los primeros 100 árboles nativos para restaurar áreas degradadas en la comuna de Monje.


Solo durante 2020, los incendios forestales arrasaron más de un millón de hectáreas en nuestro país, de las cuales se pudo comprobar que al menos 400.000 correspondían a bosques nativos. A pesar de contar con una ley nacional de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, en menos de 30 años se han deforestado aproximadamente 7 millones de hectáreas de bosques nativos en el territorio nacional, y gran parte dentro del período de vigencia de la ley (2007 a 2021). Así, Argentina se encuentra en el ranking de los diez países con mayor pérdida neta de bosques en el mundo.

El sexto informe del IPCC afirma que se excederá un aumento de la temperatura de 1.5° y 2° durante el transcurso de este siglo, a menos que reduzcamos a cero, para el año 2050, las emisiones netas de CO2 y reduzcamos considerablemente las emisiones de otros gases de efecto invernadero durante las próximas décadas. Por el contrario, si continuamos emitiendo gases de efecto invernadero al ritmo actual, la temperatura global podría aumentar hasta 3.5ºC antes de 2100, con gravísimas consecuencias en términos de incrementos en los índices de precipitaciones e inundaciones, períodos de profundas sequías, incendios forestales, olas de calor y desastres naturales. El cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que nos hayamos enfrentado como humanidad y, en este contexto de crisis climática, no debemos olvidar que cuanto mayor sea la pérdida de bosques nativos, menor será nuestra capacidad para fijar carbono de la atmósfera.

Plantar árboles nativos, si bien debe ser parte de una estrategia integral de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, es una de las mejores medidas de mitigación y adaptación al cambio climático que podemos emprender desde los territorios.


Por eso, desde la campaña Semana del Árbol y la iniciativa Millón de Árboles acompañamos la sinergia entre la empresa Transfers y la Comuna de Monje, en Santa Fe, para restaurar áreas degradadas en la ribera del Delta e Islas del Paraná.


La empresa santafecina de traslados de pasajeros “Transfers” se sumó, en septiembre de este año, a la campaña, para invitar a sus clientes a donar árboles nativos para compensar parte de la huella de carbono que sus viajes generan, y se comprometió a duplicar las donaciones realizadas, contribuyendo a mitigar el cambio climático y restaurar la biodiversidad.


Durante los meses de septiembre y octubre la empresa donó un total de 100 árboles nativos a la campaña, que fueron plantados este viernes 29 de octubre en el predio del nuevo camping municipal de la Comuna de Monje junto a voluntarios de la empresa. Algunas de las especies que se plantaron son algarrobo, aguaribay, tipa blanca, pezuña de vaca, quebracho colorado, chañar, lapacho rosado, jacarandá, y guayacán.


La comuna de Monje se encuentra en la ecorregión del Delta e Islas del Paraná, y se encuentra en la zona de amortiguación del Sitio RAMSAR Delta del Paraná y del Parque Nacional Islas de Santa Fe, dos áreas protegidas que preservan parte del humedal más importante de nuestro país, y que fueron afectadas gravemente por los incendios en 2020.


#SigamosPlantandoVida


Si querés saber más de la campaña podés ingresar a www.semanadelarbol.org .

Si tenés que realizar traslados desde Santa Fe, y querés ser parte del programa de compensación, podés hacerlo ingresando a www.transfers.com.ar


0 comentarios